Saltar al contenido

Cuidados del recién nacido

cuidados-del-recien-nacido

Cuidados del recién nacido | Los mejores consejos para padres primerizos


Cuando el bebé sale del hospital, a los padres primerizos se les plantean muchas dudas sobre cuáles son los cuidados del recién nacido en casa.

A continuación te dejo una lista con los principales problemas que suelen presentarse y las posibles soluciones:

El baño del bebé

Lo más recomendable es bañar al bebé cada dos o tres días.

Hay que bañarle en un lugar donde no haga frío y con una temperatura del agua de unos 35 grados centígrados.

Después hay que secarle muy bien, sobre todo los pliegues y vestirle de forma rápida.

 

Las uñas del bebé

El recién nacido no debe haber cumplido unos días determinados para cortarle las uñas.

Las uñas del bebé hay que cortarlas simplemente cuando las tenga largas.

Cuando el bebé está tranquilo o duerme profundamente, son buenos momentos para cortarle las uñas con una lima o con una tijera de punta redondeada.

primeros-cuidados-del-bebe

Cómo acostar al bebé

El bebé debe dormir siempre boca arriba.

Después de cada comida estar boca arriba, le ayudará para que le molesten menos los gases.

Boca arriba es la postura más segura, ya que con ella puede evitarse en mayor medida la muerte súbita.

 

Alimentación del bebé

Los recién nacidos tienen un estómago muy pequeño, por lo que les cabe muy poca leche.

Los intervalos entre las tomas deben ser los que el bebé te marque.

Muchos bebés regurgitan después de las tomas, no debes preocuparte ya que es algo normal.

No suelen devolver mucha cantidad, por regla general expulsan la leche que han tomado de más.

 

La cura del cordón umbilical

El cordón umbilical se acaba cayendo en unos días.

Se puede curar utilizando agua y jabón, con alcohol de 70 grados o bien no hacer nada.

Cualquiera de las tres actuaciones es correcta.

cuidados-del-recien-nacido-en-casa

Suero fisiológico tu gran aliado

Si el bebé tiene legañas se limpian con suero fisiológico y una gasa, limpiando de dentro hacia afuera y dando solamente una pasada por gasa.

Si necesitas dar más pasadas debes usar una gasa distinta cada vez.

En caso de que el bebé tenga mocos y no respire bien es recomendable que uses suero fisiológico para diluirlos.

Hay que echarlo muy poco a poco, gota a gota por los orificios nasales hasta que el moco se diluya y salga o se lo trague.

 

Cambio de pañales

El culito del bebé es una de las zonas más delicadas de su cuerpo, por eso es conveniente cambiar el pañal a menudo para evitar que se irrite.

Cambiar los pañales del bebé encima de una mesa o un cambiador es lo ideal para que la espalda del adulto no sufra, pero siempre hay que tener un cuidado extremo porque los bebés a las pocas semanas, son capaces de girar de forma rápida y se pueden caer del cambiador o la mesa.

Antes de poner un nuevo pañal al bebé, hay que limpiarle con suavidad y secarle perfectamente prestando especial atención a los pliegues.

La limpieza hay que hacerla siempre de arriba a abajo, es decir desde los genitales hasta el ano.

cuidados-del-bebe

Cortar el pelo

Cortar el pelo del bebé hay que hacerlo simplemente por una cuestión de estética, cortar a menudo el pelo no hará que le crezca con más fuerza.

Los primeros meses se suele caer gran parte del pelo del bebé y algunos llegan a quedarse casi sin pelo, a partir de los seis meses suele salir el pelo definitivo.

Para cortar el pelo del bebé hay que usar una tijera de punta redonda, nunca hay que usar cuchillas o cortapelos.

 

Los lloros del bebé

Cuando un bebé llora hay que prestarle atención de inmediato.

No es necesario tenerle en brazos todo el tiempo que está llorando, se puede intentar meterle en la cuna.

A partir de los seis meses un buen remedio para que deje de llorar es hablarle en tono bajo, subir luego la voz y volverla a bajar.

Cuando el bebé llora hay que intentar relajarle acariciándole la carita, cantándole al oído muy bajito, dándole un suave masaje, etc.

 

También te pueden interesar otras cosas de bebés


Qué hay que llevar al hospital público para el parto

Cuando se acerca el momento del nacimiento del bebé, seguro que te haces la siguiente pregunta: ¿Qué llevar al hospital para el parto? Aquí tienes las 24 cosas imprescindibles que debes llevar al hospital para el parto.

Cosas imprescindibles para bebés | Lista de cosas para el bebé

Cuando un bebé llega a casa es lógico que los papás estemos nerviosos por tener todo preparado para recibir al nuevo rey de la casa. Es muy probable que se nos olviden cosas que el bebé necesita ¡Aquí tienes las 35 cosas imprescindibles para un recién nacido!.

Cómo bañar a un bebé

El baño del bebé es un momento importante y necesario. Es necesario para mantener la higiene del bebé e importante porque representa una ocasión para el juego y diálogo entre padres y bebé. ¡Entra y descubre cómo bañar a tu bebé para que se sienta feliz!

Cómo preparar un biberón

Preparar un biberón para tu bebé conlleva una serie de pasos que debes seguir, pero hay una palabra que nunca debe olvidarse en su preparación que es higiene. ¡Entra y aprenderás como preparar un biberón para la persona que más quieres!

Menú para bebés de 6 meses

Hasta los 6 meses has estado alimentando a tu bebé con leche materna o leche artificial, pero el bebé se hace mayor y su organismo está preparado para recibir poco a poco otro tipo de alimentación. Las papillas y purés pueden ir formando parte del menú diario, introduciendo las frutas y verduras en su alimentación.

Bebé en el coche | ¿Dónde llevar al bebé en el coche?

Siempre que vayas a llevar un bebé en el coche, debes saber que es totalmente obligatorio llevar al niño en un sistema de retención infantil (SRI) que permite a los niños y bebés viajar de una forma mucho más segura. Los SRI usados de la forma correcta pueden reducir hasta un 75% el riesgo de lesiones en caso de accidente.

Alimentación BLW | Baby Led Weaning ¿qué es?

BLW es una forma de que el bebé con sus manos coma los alimentos troceados, sin pasar por la fase de las papillas o purés. Este inicio de la alimentación complementaria suele darse a los 6 meses y se preparan las verduras, carne o pescado en trozos lo suficientemente pequeños para que el bebé pueda comerlos sin problemas.